viernes, 10 de febrero de 2017

El abuso sexual infantil debe acabar. No te calles. ¡Denuncia!

El abuso sexual infantil debe acabar. No te calles. ¡Denuncia!


Fecha de publicación:
15 de noviembre de 2016

El abuso sexual infantil deba acabar. No te calles. ¡Denuncia!

miércoles, 25 de enero de 2017

Indicadores para la detección del abuso sexual infantil: PGJ capitalina


Mtra. Alicia Rosas Rubí*
La niñez es una etapa de desarrollo fundamental en cada ser humano, en ella se plasman los saberes, experiencias y sentires que definirán a futuro la estructura de personalidad de cada sujeto.
La infancia es el periodo crucial del desarrollo físico, intelectual, social y emocional de todo ser humano. La palabra proviene del latín infans, que significa ,mudo, incapaz de hablarm, de ahí la dificultad para que un menor hable cuando es víctima de agresión o de la comisión de un delito, específicamente los de carácter sexual, pues el agresor los amenaza, infringe miedo y culpa.
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que en el mundo 4.5 millones de infantes son víctimas de abuso sexual y sólo 2% de los casos son conocidos, estas cifras conlleva a reflexionar ¿cómo detectar el abuso sexual infantil?, ¿cómo apoyar a mi hijo en caso de agresión sexual?
En situaciones como ésta,  tu procuraduría capitalina te sugiere estar alerta en caso de que tu hijo presente: modificación en su comportamiento y busque aislarse; se muestre triste o irritable, realice tocamientos en áreas genitales o en los de otra persona; presente comportamientos inapropiados, uso de frases sexuales, señales físicas de enrojecimiento, rozamiento; si detectas algo de esto, acude a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, ubicada en  General Gabriel Hernández, número 56, segundo piso, colonia Doctores, las 24 horas, los 365 días del año, o llama al teléfono 53 46 82 05  o escribe al correo arosasr@pgjdf.gob.mx
Recuerda que los delitos sexuales cometidos contra menores son realizados principalmente por personas que los cuidan y se cometen intramuros en casa habitación y escuelas. En caso de sospecha: identifica señales, observa cómo se relaciona, revisa su estado físico, fomenta confianza, seguridad y denuncia.

*Fiscal Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales

Proyecto Araña encuentra rápidamente pornografía infantil en la web


Proyecto Araña busca material de abuso sexual infantil y detecta dónde están disponibles públicamente las imágenes y videos en Internet

Proyecto Araña encuentra rápidamente pornografía infantil en la web

Activistas de protección infantil en la ciudad de Winnipeg dicen que un nuevo software les está ayudando a localizar millones de imágenes de abuso sexual infantil en Internet.
Durante años, el intercambio en línea de pornografía infantil ha superado la capacidad de la policía en enfrentar el problema.
También es causa de dolor sin fin para sus víctimas. El nuevo software, Project Arachnid, promete hacer que las imágenes dañinas sean mucho más difíciles de ocultar.
Escuche
En sólo seis semanas, Proyecto Araña encontró más de 5 millones de sitios con material de abuso sexual infantil con más de 40 mil imágenes únicas de 1100 víctimas individuales. Una vez que se detecta material ilegal, el programa le pide al anfitrión o proveedor de Internet que lo elimine © CBC

“Todos los días las personas están comerciando y compartiendo videos de mí habiendo sido violada de niña y de la manera más sádica.”
Esta mujer no identificada está contando su historia a través del Centro Canadiense de Protección Infantil.
Ella vive con miedo de que alguien la reconozca después de ver el video publicado en línea por su abusador.
“Los hombres que descargaron mis imágenes están a mi alrededor, por lo que sé y se mantendrán para siempre.”
Pero  eso está cambiando gracias a un nuevo software que puede buscar a la velocidad de la luz en Internet copias o incluso versiones alteradas de videos o imágenes de pornografía infantil.
El Centro Canadiense para la Protección del Niño, CCCP, tiene una nueva herramienta en su lucha por encontrar y eliminar material de abuso sexual infantil en Internet.

El proyecto Arachnid está utilizando tecnología para contrarrestar los años de uso indebido de los delincuentes y ayudar a poner fin al ciclo de abuso, dice Lianna McDonald, directora ejecutiva del Centro Canadiense de Protección Infantil. © (CBC)

“Hay que entender lo que esto representa para las víctimas de estos crímenes, estos horribles crímenes, la idea de saber que sus peores momentos de sus vidas están en Internet para que cualquiera las vea es absolutamente debilitante”, dijo Lianna McDonald, directora ejecutiva de la CCCP.
“Así que hoy estamos cambiando eso.”
Recientemente la agencia con sede en la ciudad de Winnipeg presentó el Proyect Arachnid, Proyecto Araña, un sistema automatizado que busca enlaces en sitios web previamente reportados a Cybertip.ca.
Araña busca material de abuso sexual infantil y detecta dónde están disponibles públicamente las imágenes y videos en Internet. Después, envía un aviso al proveedor que aloja el contenido para solicitar su eliminación.
Los proveedores de confianza eliminarán los contenidos ilegales cuando se les notifique de su existencia, dijo Signy Arnason, directora de Cybertip.ca. Sin embargo, la policía puede ser llamada a la acción para aquellos que decidan no hacerlo.
“La práctica de notificación y denuncia ha existido desde hace más de cinco años y sólo el año pasado enviamos más de 12.000 notificaciones, el noventa y ocho por ciento lo eliminó en 22 horas”.
Pero el campo de batalla cambia cada día.  A medida que la tecnología evoluciona  los delincuentes encuentran nuevas formas de victimizar y evadirse.
Fotos o videos pueden bajarse de un sitio y luego aparecer en otro lugar.
E incluso si las imágenes son identificadas algunos países pueden no tener las leyes o los recursos  para eliminarlas o procesar a los infractores.
Para las víctimas, sin embargo, este nuevo programa trae  alguna esperanza de que menos personas sean capaces de presenciar algunos de los peores momentos de sus vidas.

El Centro Canadiense de Protección Infantil presentó el martes el Proyecto Arachnid, un sistema automatizado que busca material de abuso sexual infantil y detecta dónde están disponibles públicamente las imágenes y videos en Internet. © (CBC)

Alivio psicológico para las víctimas
“Creemos que el resultado más importante del Proyecto Arachnid será el alivio psicológico ofrecido a los sobrevivientes que no han tenido control sobre la distribución y el intercambio continuo de su abuso sexual grabado.
“Por primera vez, estamos ofreciendo a los supervivientes cierto alivio  sabiendo que hay un sistema diseñado exclusivamente para encontrar y activar la eliminación de este contenido ilegal”, dice Signy Arnason.
Día a día, los sobrevivientes de abuso infantil deben manejar el impacto continuo de saber que sus imágenes han sido grabadas y compartidas en línea. Al restringir la disponibilidad pública de eso, ayuda a afrontar el verdadero miedo de que alguien que conozcan pueda encontrar una de esas imágenes, dijo CCCP sobre el Proyecto Araña.
Padres identificados como abusadores en muchos casos
La necesidad del Proyecto Araña se basó en que Cybertip.ca fue testigo de la creciente proliferación de material de abuso sexual infantil y fue validado por una encuesta internacional de sobrevivientes de abuso, dijo CCCP.
La encuesta fue desarrollada para entender mejor los desafíos que enfrentan los sobrevivientes, cuyo abuso siendo niños fue registrado y en muchos casos distribuido en línea. Hasta enero de 2017, 128 sobrevivientes de todo el mundo han aportado información sobre sus experiencias, dijo CCCP.
Algunos de los resultados preliminares señalan:
*73 por ciento de los supervivientes se preocupan de ser reconocidos por alguien debido a la grabación de abuso sexual siendo niños.
*Casi el 60% de los supervivientes indicaron que el único / principal abusador era un padre.
*El 56 por ciento de los supervivientes indicó que el abuso comenzó entre las edades de cero a cuatro y de esos, más del 60 por ciento indicó que el abuso continuó en la edad adulta.
*El 52 por ciento involucró el abuso sexual organizado (abuso que involucra a niños siendo objeto de abuso sexual por múltiples delincuentes).
*El 67 por ciento de los supervivientes fue amenazado con daño físico y de ellos, al 43 por ciento se les dijo que morirían o serían asesinados.
*El 82% de los supervivientes prevén la necesidad de una terapia continua o futura.
“El proyecto Araña está utilizando la tecnología para contrarrestar los años de uso indebido por los delincuentes y ayudar a poner fin al ciclo de abuso”, dijo McDonald.
Un día la agencia espera identificar las imágenes tan rápido como se van publicando, en lugar de jugar a atrapar  los millones de fotos y videos que existen.
“El futuro de Arachnid también es muy prometedor”, dijo McDonald.
La encuesta continúa estando disponible, y CCCP anima a otros sobrevivientes a participar.
RCI/Karen Pauls-CBC/Internet

El libro de Tere, una campaña educativa contra el abuso sexual en niñas


tere-1



Santo Domingo.- Con la finalidad de prevenir la violencia sexual en niñas circula en las redes sociales un video educativo llamado “El libro de Tere”, el cual forma parte de una campaña de protección para niñas y adolescentes.
El video muestra a una niña (Tere) que va describiendo con sus acciones cómo protegerse de posibles agresores sexuales, siguiendo los consejos sabios de su mamá.
La campaña “Protégeme” fue realizada por el Observatorio de Salud Reproductiva (OSAR), la Secretaría contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (SVET) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y en su segunda etapa busca prevenir la violencia sexual en niñas.
tere
Creado y escrito por Xiomara Campos. Ilustrado y diseñado por Tritón imagen & comunicaciones.
Esta interesante herramienta audiovisual tiene como propósito concientizar a hombres, mujeres, familias, comunidades sobre la violencia sexual, la vulnerabilidad de las niñas ante el agresor, un hombre cercano a la niña, que puede encontrarse en la casa, escuela, parques o instalaciones deportivas.
El observatorio explica el poder de un individuo ejerce sobre las niñas, a través de amenazas, violencia y engaños y con la campaña insta a la población a identificar y denunciar la  violencia sexual.
Asimismo, presenta las presiones a las que la familia, comunidad, Estado y la sociedad ejercen sobre las niñas, sin darse cuenta que vulneran la privacidad de las infantes.
Un estudio realizado por el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT sobre la explotación sexual comercial, reveló que sólo el 0.8% de la población percibe a los perpetradores como culpables, mientras que el 59% responsabiliza a la víctima y a su familia, lo que evidencia una cultura que legitima el abuso y dificulta la aplicación de las leyes.
Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Abuso Sexual Infantil “consiste en involucrar al NNA (Niños, Niñas y Adolescentes) en actividades sexuales de cualquier índole -con o sin contacto corporal y con o sin violencia física-, en las que el agresor busca la gratificación personal, sexual y la víctima padece abuso de fuerza y de poder por la asimetría natural de desarrollo y conocimientos entre el NNA y el adulto”.
Unicef recomienda “prestar una especial atención al interés superior del niño como eje rector y al derecho a preservar su intimidad y comunicar cualquier abuso a las autoridades correspondientes a fin de proteger la integridad de las niñas y prestar la asistencia psicológica necesaria”.



martes, 24 de enero de 2017

Cinco mujeres hablan

Untitled.001 (1).jpg


Durante muchos años guardaron silencio sobre lo que les ocurrió siendo niñas. Y hasta hoy no han podido contarlo. Los testimonios de CINCO valientes mujeres nos dan las claves para prevenir el abuso sexual infantil y que ningún niño tenga que pasar por esto.
“El poder ver y escuchar a otras víctimas de abuso fue revelador durante mi juventud y por eso, grabar estos breves testimonios era mi sueño. Mi deseo es que llegue a millones de personas de todo el mundo para prevenir los abusos sexuales en la infancia y que anime a otras víctimas a hablar y a pedir ayuda.” Elizabeth Homberg, Fundadora RANA

dedica sólo 12 minutos de tu tiempo para mirar este documental y pasarlo a tus contactos. Ese simple gesto puede cambiar la vida de muchas personas. 
Hazlo por una buena causa. https://youtu.be/VHWQOtBthEE

miércoles, 11 de enero de 2017

Cuando el hogar se torna escena de un delito

El seno familiar, en el que se espera que los niños se encuentren protegidos, en ocasiones se ha convertido en un sitio de terror y sentimientos encontrados para algunos pequeños que conviven con su agresor sexual, con quien tienen un vínculo afectivo y de parentesco.


De acuerdo con denuncias recibidas en las Fiscalía de la Niñez y Adolescencia, en muchos de los casos los menores han sido vulnerados sexualmente en su vivienda.

Se debe actuar

  • Ralf Coello, abogado del departamento legal de Misión Internacional de Justicia (IJM), señaló que es importante que si un niño o adolescente alguna vez tiene la confianza de expresar el abuso, no se tome a la ligera.
  • Es probable que el menor haya develado su “secreto” porque se le inspira confianza y es posible que sea la única vez que lo haga. “Hay que actuar, hay que concienciar a la población, porque es un flagelo bastante común en nuestra sociedad”, refirió.
Misael Torres, fiscal de la Agencia de Delitos Sexuales contra la Niñez y Adolescencia, refirió que entre las denuncias que han recibido de manera reciente se encuentra el de una niña de 4 años, quien manifestó agresión sexual por parte de su abuelo materno.
El fiscal indicó que con el informe psicológico del Ministerio Público (MP) se procesó al abuelo por agresión sexual con agravación de la pena, en agravio de su nieta.
“Las agresiones sexuales son un poco más difíciles de probarlas. En la primera declaración tenemos que demostrarle al juez que tenemos los indicios racionales suficientes para acreditar que la persona que estamos sindicando es responsable de los hechos que se le imputan”, aseveró.
Contó que cuando la madre acudió a denunciar el hecho al módulo de atención inmediata se hizo un informe de atención y la niña describió los ultrajes que sufrió. Además, la menor mencionó que lo mismo les ocurrió a sus primas, de 2 y 6 años.
La psicóloga reconoció en su informe que es difícil que una niña de esa edad mienta y le dio crédito al relato. Ahora la fiscalía cuenta con cuatro meses para investigar.

Fuerte impacto

  • Gloria Solares, psicóloga y gerente de Cuidado Posterior de IJM, refirió que se debe tomar en cuenta que más de alguna madre, cuando la hija le dice que alguien la tocó, responde que solo fue eso; pero las agresiones sexuales son mucho más fuertes para esa niña que quizá una sola violación por un desconocido, ya que el daño psicológico es relativo, pues no es lo mismo sufrir años de tocamientos y que estos sean por un conocido, como el padre o un pariente.
Otro caso en que el MP logró abrir un proceso penal y que se encuentra en investigación es el de una joven, 17, que acudió a la fiscalía a denunciar que era víctima de violación por parte de su padre desde que tenía 13 años, y que sentía miedo de que él comenzara a abusar de su hermana, 10. Un día después que se recibió el testimonio, la fiscalía solicitó orden de allanamiento y también de captura contra el señalado.
Al enterarse de lo sucedido, una tía de la víctima, 23, acudió al MP y narró, entre llanto, que había sido abusada por su cuñado desde que tenía 10 años y que la última vez fue en marzo del año pasado, por lo que decidió irse de la vivienda. Agregó que también su hermana, 21, fue violada por él, y que tiene un hijo, producto del acto.
La madre de la menor cuenta que cuando se casó se llevó a sus dos hermanas, de 6 y 8 años, porque sus padres habían muerto; pero indicó que desconocía que sufrían abuso sexual, ya que ella se iba a trabajar todo el día.
Torres refirió que el día del allanamiento encontraron al hombre en la casa dondeestaban dos niñas, 12 y 13, que no eran sus hijas, bajo el cuidado del agresor, quien les afirmó que era pastor evangélico, que daba cursos bíblicos y que las menores llegaban para que les compartiera la Palabra de Dios, y además era su niñero. El hombre se quedaba en casa y hacía las labores del hogar.

Síndrome

  • La psicóloga Gloria Solares señaló que las víctimas de abuso sexual infantil pueden sufrir del síndrome de acomodación, el cual se da en cinco fases.
  • La primera es el secreto, cuando el agresor seduce al niño y lo amenaza.
  • Luego viene la indefensión, el menor piensa que nadie le va a creer. La tercera es acomodación, en la que la víctima se acostumbra a la rutina. La cuarta es  la revelación,   cuando un tercero se entera. La última es la retractación de la víctima por temor, por culpa.
La hija, 10, manifestó que a la vivienda llegaban las niñas, con quienes jugaba. La pequeña denunció que también la visitaba otra menor, 15. Por esa declaración, la Fiscalía investiga si existen otras posibles víctimas.
La cuñada del ahora procesado no quiso declarar ante la Fiscalía, por vínculos sentimentales con su agresor.
Otro caso que investiga la fiscalía es el de un niño, 9, que indicó haber sido ultrajado por un primo, 23, contra quien existe orden de captura, pero la familia lo oculta.

Cada día se denuncian en España 10 agresiones sexuales a menores

Cada día se denuncian en España 10 agresiones sexuales a menores

Save the Children pide una reforma del Código Penal para que el abuso no prescriba hasta que la víctima cumpla 30 años de edad

EL PERIÓDICO10/01/2017
Las denuncias por agresiones sexuales a menores se incrementaron un 5% en el año 2015, cuando se registraron 3.919, es decir, una media de casi 11 denuncias diarias, frente a las 3.732 que se habían producido un año antes, según los datos delMinisterio del Interior. En total, se denunciaron 35.913 actos violentos contra la infancia.

Las cifras, recogidas en el anuario estadístico de Interior, revelan que las denuncias por agresiones sexuales a menores distan poco de las que se producen por el mismo fenómeno entre adultos, un total de 4.206 en el mismo año 2015, el último del que hay datos disponibles.

"Cada vez más casos de abuso sexual infantil salen a la luz, pero este delito sigue siendo aún un tabú en nuestra sociedad. La violencia contra la infancia es un problema oculto y las cifras de denuncias son solo la punta del iceberg. Faltan mecanismos para que los niños denuncien y esto hace que muchos casos no se conozcan y permanezcan impunes", afirma al respecto el director general deSave the Children en España, Andrés Conde.
Según explica la organización, "el estigma y el trauma derivados de estos delitos, la incomprensión y vergüenza asociados a los abusos, así como el hecho de que en muchas ocasiones los abusos son producidos por personas del círculo de confianza del menor", ya sea en la familia, el colegio o en actividades extraescolares, hacen que las víctimas muchas veces no los denuncien.
"SISTEMA JUDICIAL HOSTIL"
"Si lo hacen, se encuentran con un sistema judicial hostil y poco adaptado a sus derechos y necesidades. Por ello los abusadores en muchos casos nunca son descubiertos", apunta Save the Children.

En este sentido, Conde incide en que los niños que sufren estos abusos "generalmente no saben qué hacer y se paralizan" y cuando llegan por fin a denunciar, "se enfrentan a un proceso muy arduo, que les somete a interrogatorios y pruebas repetidas en las que reviven constantemente la violencia sufrida".
Save the Children recuerda que en muchas ocasiones las denuncias de estos abusos sexuales no son realizadas por las víctimas hasta que se encuentran en su edad adulta, pues generalmente las víctimas no son capaces de entender y enfrentarse a los abusos vividos hasta ese momento, bien porque la relación de poder ya ha terminado, porque el miedo al abusador ha sido superado o porque hasta ese momento no se han visto capacitados emocional y psicológicamente para hacerlo.
Sin embargo, el delito puede haber prescrito. En España, una vez que la víctima cumple los 18 años solo dispone de un período de tiempo concreto para denunciar, que varía entre los 5 y 15 años según la gravedad del abuso. Pasado este plazo, el delito prescribe y la víctima no podrá actuar contra su abusador, que quedará así impune.
La organización reivindica una reforma del Código Penal para que el cómputo de los plazos de prescripción señalados se suspenda hasta que el menor de edad víctima alcance los 30 años, en línea con el modelo alemán. Esto garantizaría el derecho a perseguir este tipo de delitos cuando se adquiere conciencia de lo sucedido.
"La lucha contra el abuso sexual requiere además de un sistema de prevención, detección, atención y recuperación de las víctimas adaptado a los derechos y necesidades de los menores", destaca Save the Children, para incidir en la necesidad de una Estrategia Integral de Lucha contra la Violencia contra la Infancia en torno a una ley orgánica de medidas contra la violencia hacia la infancia que aborde de forma global este fenómeno.

INTERNACIONALES La Interpol ha identificado a 10.000 víctimas de abusossexuales infantiles en 7 años


La Interpol ha identificado a 10.000 víctimas de abusos sexuales infantiles en 7 años

INTERNACIONALES

La Interpol ha identificado a 10.000 víctimas de abusos sexuales infantiles en 7 años 



Cientos de miles de imágenes de abusos sexuales sobre niños circulan en internet. A veces, las víctimas apenas tienen unas semanas de vida. En los últimos siete años, la Interpol ha podido identificar a 10.000 víctimas gracias a su base de datos internacional sobre explotación sexual. En un caso, la policía británica logró rescatar a un niño y arrestar a su abusador tan sólo 10 horas después de que la policía australiana subiera las imágenes a la base de datos.
En la sede de Interpol hablamos con Mick Moran, Jefe de la Unidad de Grupos Vulnerables…
Pregunta: “Actualmente, solo 49 países están utilizando la base de datos, ¿por qué no hay más? ¿Es una falta de recursos, una falta de voluntad o hay problemas legales que impiden una mejor cooperación?”
Mick Moran: “Una de las claves es que falta apoyo político. Si le preguntas a cualquier político qué está haciendo, responder que “están haciendo esto y aquello”, pero eso no se traduce en unidades policiales, hay una gran competencia por los recursos”.
Pregunta: La privacidad en internet es una cuestión de derechos civiles, pero ¿cómo se puede equilibrar con la protección de los niños vulnerables?
Mick Moran: “A menudo cuando tenemos a una víctima y la identificamos como víctima de abuso sexual infantil, la estamos viendo..pero, debido a restricciones de privacidad, podemos quedarnos sin caso”. 
Pregunta: ¿Las compañías propietarias de redes sociales son tan malas a la hora de cooperar en este asunto?
Mick Moran: No voy a nombrar a las empresas, no voy a hacerlo… Pero sí hay algunas que son inútiles, que ignoran totalmente esta cuestión, que les gusta hablar de privacidad… Yo les diría, por favor, dejen de esconderse detrás de cortinas de humo y denúncienlos. Deben incorporar la seguridad desde el principio.
Pregunta: Cuando se leen los informes de quienes trabajan en estos casos, hay detalles que quitan el sueño. ¿Qué es lo que le lleva a seguir haciendo su trabajo?
Mick Moran: Hay un caso en Filipinas que me viene a la mente, que fue descubierto a través de nuestra base de datos… En este caso particular, el abuso sexual infantil estaba acompañado por una violencia extrema y por un daño físico permanente a los niños. Así que imagínese ver los videos, escucharlos, especialmente las grabaciones sonoras que van con esos videos. El grito de los niños… Eso hace que este trabajo muy sea a veces muy difícil, que sientas un sentimiento de impotencia … Y esa impotencia es precisamente la que motiva a los investigadores, el hecho de que podamos luchar contra ese desamparo con una investigación seria, trabajando juntos, analizando cada pista hasta el final para identificar a estos niños, detener los abusos y hacer que los culpables paguen por ello, eso es lo que nos impulsa”.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Reino Unido: Salen a la luz casos de abuso de menores que implican a 55 clubs de fútbol

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativapixabay.com

Fuentes de protección infantil del equipo policial británico Operation Hydrant, que coordina denuncias históricas de abuso sexual, han revelado que más de 50 clubs profesionales y no profesionales están involucrados en investigaciones sobre casos de abuso sexual ocurridos en la década de los 70, 80 y 90, informa 'The Observer'.
"Podemos confirmar que se han hecho referencia a 55 clubs en total", afirmó una fuente del Consejo de Jefes de Policía Nacional (NSPCC por sus siglas en inglés), que coordina el Operation Hydrant. Además, el NSPCC afirma haber recibido llamadas que denuncian casos de continuos abusos, por lo que existe el riesgo de que algunos niños puedan encontrarse actualmente en peligro.
"Hemos tenido algunas informaciones y alegaciones acerca de que niños podrían estar en riesgo ahora", afirma el NSPCC.
Un nuevo análisis de las llamadas demuestra que más del 90% de las denuncias de abuso sexual se remonta a los años 70, 80 y 90. Hasta ahora, varios clubs de fútbol, entre ellos Newcastle, Manchester City y Crewe, han iniciado investigaciones sobre cómo manejaron las denuncias de abuso y qué hicieron con los entrenadores que fueron encontrados culpables. 
La Policía británica afirmó este jueves que un total de 350 víctimas han presentado denuncias por abuso sexual en los clubs de fútbol y señaló que es probable que el número aumente.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Comisión Especial de Prevención y Erradicación de la Pornografía yAbuso Sexual Infantil


 En México una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños han padecido abuso sexual, y los que están en situación de calle son los más vulnerables de ese sector, pues su edad los vuelve víctimas más accesibles de los agresores. En entrevista, Norma Edith Martínez Guzmán, presidenta de la Comisión Especial de Prevención y Erradicación de la Pornografía y Abuso Sexual Infantil de la Cámara de Diputados planteó que cuando los niños buscan albergues para salir de su situación en muchas ocasiones son maltratados y atropellados en sus derechos y vuelven a la calle. Subrayó que la causa de que los menores estén en la calle “es la de una situación familiar compleja, tremenda, donde el abuso sexual es parte de una historia que es más amplia, ya que hay maltrato y todo tipo de violencia; en ocasiones los utilizan para cometer delitos y ello propicia que estos niños pierdan la esperanza”. La legisladora señaló que hay personas que consideran que si no hay violación sexual “no pasó nada”, y consideró que exponer a los niños a la pornografía y obligarlos a tocar a un individuo, aunque no los toquen a ellos, son formas de abuso no concientizadas. “Ahora tenemos bebés que están siendo víctimas de excesos, pero las estadísticas sostienen que los cinco años es la edad más frecuente en la que se sufren abusos. Estamos hablando de pequeños que no han conocido un poco la vida y ya han sido lastimados profundamente”, expresó la diputada federal de Encuentro Social. Manifestó que la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes trata de responder a esa situación, pero es insuficiente. Por lo tanto es necesario revisar los mecanismos de adopción para que los infantes sean integrados a un hogar, ya que si bien ese ordenamiento contempla a las familias de acogida esa figura no se lleva a la práctica. Enfatizó que la instancia que preside propuso modificar la Ley General de Educación, el Código Penal Federal y otros ordenamientos para dar una respuesta desde las escuelas y las procuradurías, en materia de impartición de justicia, y seguir protocolos claros. Eso, dijo, será resultado del trabajo en equipo de los diferentes legisladores, “pero me queda claro que todos tenemos un interés muy genuino y personal en que el tema avance y garanticemos el interés superior de la niñez”. Expuso que el primer paso es hacer conciencia pública de lo que implica el abuso, de la no responsabilidad de la víctima y de los canales para hacer una denuncia. En tanto, por parte de las autoridades es necesario capacitar y generar una respuesta rápida que implique justicia y protección a los infantes más vulnerables, los que están en situación de calle o en los albergues públicos o privados. A decir de la representante popular, un punto fundamental es dar respuesta a las denuncias de abusos a menores de cinco años, porque a ese grupo poblacional no se le puede hacer un peritaje psicológico, ante lo cual se requiere una estrategia para ver cómo atenderlo. Otro aspecto es fortalecer y ofrecer más herramientas a la policía cibernética para que logre abatir la pornografía infantil en la red, añadió Martínez Guzmán.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Cuatro de cada diez abusos sexuales a menores en Gipuzkoa se producenen el seno familiar


Cuatro de cada diez abusos sexuales a menores en Gipuzkoa se producen en el seno familiar

Jorge Napal - Miércoles, 30 de Noviembre de 2016 -


Donostia - Aprenden a no fiarse de los desconocidos, pero no imaginan que el peligro puede acechar de puertas adentro, donde se rompen muchas infancias. Cuatro de cada diez abusos sexuales a menores en Gipuzkoa tienen lugar en el seno de la familia.

El padre biológico, de entre 26 y 37 años, es el principal agresor, seguido del tío, el hermano, o los primos, y en uno de cada diez delitos está implicado el compañero sentimental de la madre. Aunque no pertenezca al entorno familiar, casi nunca es un desconocido. En un 35% de los casos los abusos sexuales son cometidos por amigos de los padres, o de la propia víctima.


Son datos de la investigación realizada por la licenciada en Derecho Ainara Jauregi Sansinenea, que en su trabajo de fin de grado en Criminología analizó 51 sentencias, casi todas condenatorias, dictadas tanto por la Audiencia Provincial de Gipuzkoa como por el Juzgado de Menores de Donostia. El informe se centra en un periodo comprendido entre 2004 y 2014.

Existen muy pocos estudios específicos al respecto en el País Vasco, y menos aún Gipuzkoa. El arresto de un vecino de Orio de 31 años que, como informó este periódico, ha ingresado en prisión preventiva acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja, una menor de ocho años, pone el foco de atención en una realidad que habitualmente no trasciende. Fue la madre de la pequeña quien denunció el jueves pasado los hechos que incriminan a su pareja sentimental. Hizo algo que no es habitual. La mayor parte de casos, o no trascienden, o bien no se detectan. "La base del abuso sexual infantil es el silencio y el secretismo", revela Jauregi.


De ahí que su investigación, aunque incluya un limitado estudio empírico, ofrezca datos elocuentes de la criminalidad registrada en Gipuzkoa. Así, de los casos sentenciados, entre un 65% y un 85% de las condenas revelan que están implicados en estos delitos los familiares o un conocido de la víctima. "Ahí está el elemento esencial", apunta.

A diferencia de los abusos sexuales que se cometen a edades adultas, en los que la gran mayoría de los agresores son desconocidos que se valen de la fuerza, con los menores se utilizan otras estrategias basadas en la confianza.

Los casos más traumáticos se producen cuando uno de los progenitores es quien abusa. Es algo que rompe todos los esquemas, además se llevarse por delante la estructura familiar. La experta explica que los agresores proyectan sus propias necesidades en los menores. "No pueden soportar ser ellos quienes necesitan penetrar vaginalmente a su propia hija. De ahí que tengan distorsiones cognitivas, y hablan habitualmente de un enamoramiento de la pequeña, o de que la niña les necesita. Idean una relación romántica con su hija -incluso llegan a reprochar a su mujer que no les entiende- porque son incapaces de mantener una relación simétrica con los adultos". Como dice Jauregi, son personas que tienen que buscar a menores de edad para poder relacionarse, y estos se acaban convirtiendo en algo así como su pareja adulta.

Manipuladores

Según el estudio realizado en Gipuzkoa, los agresores son increíblemente manipuladores, y plantean la relación como si de un juego se tratara. Cuando la víctima es una pequeña de tres años que no se ha iniciado en la etapa escolar, todo lo que vive de puertas adentro cree que es normal, y suele descubrir al llegar a la escuela que el resto de padres no se comportan como lo ha hecho el suyo hasta ese momento. "Hay tocamientos de índole sexual que pueden prolongarse durante años, pero el abuso va avanzando progresivamente, hasta que a los doce años comienzan a penetrar a las víctimas". De ahí que estas relaciones se basen en el silencio y el secretismo.



El abuso se comete generalmente en el seno de la familia o en su entorno más cercano ya que, salvo que se cometa un rapto, sería imposible mantener este tipo de relaciones en el tiempo. "Descubrirlo resulta muy traumático, porque tienes asumido que tu padre está para protegerte y es tu modelo a seguir... hasta que ves que no. Hay menores que se sienten muy utilizados", asegura la investigadora. 

El estudio recoge el relato de algunos menores, como el de un chico que abusó sexualmente de su hermana pequeña. Pasó de ser víctima a agresor.


Este chico provenía de una familia conflictiva en la que, prácticamente desde su nacimiento, fue maltratado por sus padres física, emocional y sexualmente.
El menor, desde su primera infancia, fue testigo de las relaciones sexuales que mantenían sus progenitores, siendo animado a participar realizando tocamientos a sus familiares, "lamiendo los pechos de su madre y sufriendo tocamientos en el pene, así como penetraciones anales fálicas por parte de su padre".

El chaval era golpeado con frecuencia, y su padre le apagaba cigarrillos en la piel y le hacía amagos de extrangulamientos, según recoge el citado informe.

Por todo ello acabó teniendo una imagen muy negativa de sí mismo, y se fue aislando socialmente. Así, creció como un niño retraído y temeroso de los adultos, y muy pronto comenzaron los problemas de escritura y de retraso en el habla.

Conforme pasó el tiempo, mostraba sentimientos depresivos, así como episodios auto-lesivos, acompañado de comportamientos sexuales inapropiados y un lenguaje soez impropio para su edad.

El estudio recoge que "tanto él como su hermana buscaban el acercamiento entre ellos de forma sexualizada, viviéndolo como algo natural, llegando incluso a dormir juntos".
La familia fue sometida a dos programas de intervención tras los cuales se cedió la custodia del menor -y de su hermana pequeña- a la Diputación.